Financiación sin intereses

Los préstamos al 0% de interés, innegablemente son los más deseados y buscados por la mayoría de los ciudadanos, las principales ventajas, son que se pueden contratar en la mayoría de las entidades financieras y para cualquier necesidad (nómina, estudios, consumo, etc.).

Si bien, la entidad nos ofrecerá un préstamo sin interés, habitualmente en contraprestación la entidad exigirá al usuario alguna clase de vinculación, por ejemplo la domiciliación de sus ingresos o bien la contratación de otro tipo de productos como planes de pensiones con aportaciones prefijadas.

En este punto, es importante matizar que un interés del 0% no equivale de ninguna forma a un TAE del 0%.

Es fundamental en este caso, informarse si de verdad la Tasa Anual Equivalente será cero, ya que en eses caso, el usuario solamente reintegrara la cuantía que la entidad le haya otorgado, ni un céntimo más en concepto de intereses.

Pero en la práctica, en la gran parte de los casos, la banca suele aplicar alguna clase de comisión (apertura o estudio), que convierte a un préstamo al 0%, al final en un préstamo verdaderamente caro.

Así, que tenga claro que el TAE le permitirá saber el coste del préstamo. Esta tasa tan famosa, calculará el coste conjunto del préstamo, incluyéndose las temidas comisiones, a las que no se hace referencia cuando se especifica la tasa de interés.

Evidentemente, la actividad empresarial de las entidades bancarias es prestar dinero y conseguir por ello un beneficio.

Si bien, hay algunas entidades financieras que verdaderamente asignan préstamos al 0% de interés (también TAE 0%), dónde se requiere solamente el reintegro de la cuantía prestada.

En la actualidad, en el mercado crediticio se pueden encontrar préstamos al 0% de interés por un importe máximo de 35.000 euros, a devolver en un año y que aplican una comisión de apertura máxima del 3,25%.

Tags:

Leave a Reply